¡Presume de cejas perfectas! Paso a paso y referencias

Mantener unas cejas perfectas es algo relativamente sencillo. Basta con tener en cuenta algunas pequeñas indicaciones para conseguir dar la forma adecuada y, después, es fácil incluir su mantenimiento en nuestra rutina de belleza habitual.

¿Cómo depilar unas cejas perfectas en mujeres?

En el caso de las mujeres, éstas son las referencias que deberemos tomar para conseguir las medidas de unas cejas perfectas y realizar una buena depilación (para poder tomar mejor las referencias, nos ayudaremos con el palito de un pincel o algo similar):

Medidas cejas perfectas

  1. En línea recta desde la aleta de la nariz hasta la ceja, llegamos al punto donde deben comenzar unas cejas perfectas.
  2. Mirando al frente, desde la aleta de la nariz en línea con el borde de la pupila del ojo, el lugar donde debería ir el arco de la ceja.
  3. Y desde la aleta de la nariz pasando por el extremo (el “rabillo”) del ojo, el final de la ceja.

Para dar la forma, quitamos preferentemente los pelitos de la zona inferior, y sólo en casos puntuales, de la zona superior.

Debemos asegurarnos siempre de dónde nace cada vello antes de tirar de él, así evitaremos romper la forma de la ceja o crear una pequeña calva.

En caso de cejas poco pobladas, o un diseño de las mismas que requiera mayor longitud de la que tenemos, podemos rellenar con sombra o lápiz del mismo color para conseguir el efecto óptico deseado, hasta que la ceja crezca de forma natural.
La mayoría de marcas de maquillaje tienen productos específicos para esto.

¿Cómo depilar unas cejas perfectas en hombres?

En el caso de los hombres es más sencillo lucir unas cejas perfectas:

Medidas cejas perfectas hombre.

  1. Peinamos bien las cejas y eliminamos la largura sobrante.
  2. Tomamos las mismas referencias de comienzo y final de las cejas descritas anteriormente, y extraemos los pelitos que queden entre ceja y ceja, y alguno del final si son más largas de lo deseado.
  3. Si existen pelos en la zona baja de las cejas que rompan la uniformidad de la ceja,  los eliminaremos también con ayuda de las pinzas, para así crear una línea más uniforme.

Siempre intentaremos conservar la forma natural de la ceja.

Para finalizar, tened en cuenta que ninguna persona es perfectamente simétrica, es decir, nunca las dos cejas podrán quedar exactamente iguales.
Las cejas pueden tener distintos tipos de nacimiento del vello, incluso algún pequeño “remolino” que dificulte mantenerlas bien peinadas (podemos usar algún producto fijador en este caso).

Si seguimos estas indicaciones y conseguimos que queden lo más parecidas posibles entre sí… ¡misión cumplida, presume de cejas perfectas! 😉

¿Te apetece comentar? :)